ZEUS ( Iconografía)

Zeus
Padre de los dioses y de los hombres. De origen indoeuropeo, dios de la luz, del cielo y de los fenómenos atmosféricos como el rayo, el relámpago, el trueno y el que amontona las nubes. Como dios padre, protege la casa y la familia, garante y purificador del matrimonio, guardián del orden social y defensor del derecho. Dirige el universo y las relaciones entre los hombres y dioses, en el papel de árbitro y castigándolos cuando le parece oportuno.
Zeus tuvo fuera del matrimonio numerosas relaciones amorosas con otras divinidades y mortales, lo cual despertaba la ira de Hera, que perseguía a amantes e hijos de su esposo. Pese a esto, Hera no se atrevía oponerse a él abiertamente, siendo sus relaciones un claro reflejo de las existentes en época doria en la que las mujeres habían sido privadas de sus poderes y eran consideradas simples posesiones.
Representaciones
Aparece en las más antiguas del santuario de Olimpia, en su categoría de potencia celeste empuñando su rayo contra sus adversarios, los Gigantes o el monstruo alado Tifón. También se le muestra como un guerrero barbado, desnudo y blandiendo la lanza o el rayo, véase: colosal Zeus de bronce encontrado en el cabo Artemisio.

El segundo tipo iconográfico más repetido es el de Zeus tonante en majestad, entronizado con su centro, garante de la justicia y el orden, véase: estatua criselefantina de Fidias, una de las Siete Maravillas del Mundo, que alberga el Templo de Zeus Olímpico, representaba a Zeus con el torso desnudo y el manto sobre las piernas, sentado en su trono y sosteniendo en una mano el centro coronado por un águila y una Niké en la otra.
El pintor neoclásico Ingres rescata esta iconografía en el siglo XIX .
En otras representaciones aparece engendrando él mismo a dos de sus hijos, asistido por Hefesto en el nacimiento de Atenea, surgida armada de su cabeza, o extrayendo a Dionisio de su muslo. Sus aventuras amorosas son las que más han despertado la imaginación de los artistas, especialmente a partir del Renacimiento, destacando sus amores con Leda, mantenidos bajo la apariencia de un cisne ,con la bella Europa, véase: el violento rapto por un Zeus convertido en toro pintado magistralmente por Tiziano. Dentro de las serie de las Poesías (inspiradas en la Metamorfosis de Ovidio), ejecutadas por Tiziano para Felipe II a mediados del siglo XVI, se encuentra la famosa Dánae, que recostada sobre su lecho aguarda a ser fecundada por Zeus en forma de lluvia dorada, de cuya unión nacerá Perseo. Del mito erótico de Danae se harán eco Rembrandt, Boucher y Klimt. En otra, Zeus se metamorfoseará en una nube, envolviendo a la doncella Ío, contra la que dirigirá su cólera Hera.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s