ZEUS COMO PODER SUPREMO

Hesíodo, Teogonía 497 ss.(trad. A. Pérez Jiménez – A. Martínez Díez, Madrid, Gredos, 2000)”Primero [Crono] vomitó la piedra, última cosa que se tragó; y Zeus la clavó sobre la anchurosa tierra, en la sacratísima Pito, en los valles del pie del Parnaso, monumento para la posteridad, maravilla para los hombres mortales.
Hesíodo, Teogonía 501 ss.(trad. A. Pérez Jiménez – A. Martínez Díez, Madrid, Gredos, 2000)Libró a sus tíos paternos de sus dolorosas cadenas, a los Uránidas, Brontes, Estérope y el vigoroso Arges, a los que insensatamente encadenó su padre; aquéllos le guardaron gratitud por sus beneficios y le regalaron el trueno, el llameante rayo y el relámpago; antes los tenía ocultos la enorme Gea, y con ellos seguro gobierna a mortales e inmortales.
Apolodoro, Biblioteca I, 2, 1(trad. M. Rodríguez de Sepúlveda, Madrid, Gredos, 1985)Cuando Zeus se hizo adulto, pidió ayuda a Metis, hija de Océano, la cual con un bebedizo obligó a Crono a vomitar primero la piedra y luego los hijos que había devorado; Zeus, auxiliado por ellos, hizo la guerra contra Crono y los Titanes. Después de combatir diez años, Gea vaticinó a Zeus la victoria si se aliaba con los arrojados al Tártaro. Él, tras matar a Campe, la guardiana, desató sus ligaduras. Entonces los Cíclopes entregaron a Zeus el trueno, el relámpago y el rayo, a Plutón el yelmo y a Posidón el tridente.

Cuando Zeus nació con la ayuda de Metis, hija de Océano, hizo tomar a Crono una hierba con la que vomitó a los hijos que había devorado, los cuales, dirigidos por Zeus, se levantaron contra Crono y sus hermanos Titanes. La guerra duró diez años, y como le había predicho un oráculo de la Tierra, Zeus ganó al aliarse con los seres que Crono había lanzado al Tártaro y con sus hermanos y hermanas rescatados: Deméter,Hades, Hera, Hestia y Posidón. En este lugar quedaron encadenados Crono y los Titanes, custodiados por los Hecatónquiros. El mayor de ellos, Atlas (2º generación), fue condenado a sostener el cielo sobre sus hombros por apoyar a Crono. Tras vencer a los Titanes, Zeus y sus hermanos lucharon contra los Gigantes y con Tifón.
Los Gigantes son hijos de Gea que nacieron, para vengar a los Titanes, de la sangre que manaba de la mutilación de Urano. Son seres enormes, de fuerza descomunal y aspecto terrorífico, con espesa cabellera, barba hirsuta y con serpientes como piernas. Apenas nacidos, amenazaron al cielo lanzándole árboles encendidos y rocas enormes. Los dioses Olímpicos se dispusieron a luchar, especialmente Zeus y Atenea, junto con Heracles, el mortal necesario para acabar con ellos. También les ayudaron Dionisio y los Sátiros, Hera y otros dioses. Los Gigantes son seres divinos pero mortales, pudiendo ser destruidos con la acción conjunta de un dios y un humano. Para evitar su muerte, existía una hierba mágica capaz de sustraerlos a las heridas de los mortales, que Zeus recogió antes de que se pudiera utilizar. De esta manera fueron vencidos por los rayos de Zeus y sus flechas. A Encédalo, uno de ellos, cuando logra huir, Atenea le lanzó encima la isla de Sicilia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s